Mumford-and-Sons-Palacio-de-los-Deportes-5

Mumford and Sons en Palacio de los Deportes

Ni el clima jugando una mala pasada con esa lluvia que hacia el trafico más pesado que de costumbre, podría impedir a los seguidores llegar a la cita que tenían pactada con la banda británica en el inmueble de acero.

Las primeras notas de ‘Snake Eyes’ confirmaban que estaba por iniciar uno de los mejores conciertos de Marzo.

“Muchas gracias por venir a nuestro show en México, nos vamos a divertir juntos, somos Mumford & Sons” para después tocar “I Will Wait” y volver locos a todos los presentes que cantaban y brincaban al ritmo de la canción.

La euforia se sintió desde las primeras canciones, el público estaba visiblemente emocionado de poder disfrutar canciones en vivo como ‘Below my Feet’ ó ‘Awake my Soul’.

La gente acompañaba a Mumford & Sons con palmadas a la par de las melodías. “No hablar mucho español, lo siento, te aman”, se esforzaba el vocalista en pronunciar algunas palabras en español para después entonar ‘Believe’ y que todos los celulares en el Palacio de los Deportes se encendieran para grabar ese momento.

Después de un breve silencio, se escuchó al unísono: “Olé, Olé, Olé, Mumford, Mumford” a lo que la banda respondió: “Es la mejor bienvenida que hemos tenido en una Ciudad en la que estamos por primera vez”.

El show continúo con temas como ‘Thompkins Square Park’ y ‘Ghost That We Knew’ y dar paso a una majestuosa ejecución de ‘The Cave’, que mostró que el grupo nos estaba entregando uno de los mejores conciertos de sus vidas.

Marcus bajó del escenario para estar en contacto con esos fans que habían anhelado tanto tenerlos en vivo, luces artificiales adornaron la despedida de la banda con ‘Dust Bowl Dance’.

Marcus, Ted, Winston y Ben para sorpresa de todos aparecen a un lado de la consola a interpretar una versión acústica de ‘Cool Arms’, a su regreso al escenario el publico los recibió con ‘El Cielito Lindo’ , esta grandiosa fecha no podría terminar sin ‘Little Lion Man’ y la implacable ‘The Wolf’.

Fotos:  Cortesía | Ocesa